stickyimage

Bienvenida a Masguapa.es, el nuevo blog dedicado a la mujer.

Seguir leyendo Cerrar

Tópicos sobre cosmética ¿mentira o realidad?

Cuántas veces hemos escuchado a nuestras madres o a nuestras amigas comentarnos que hay que cambiar de crema porque la piel se “acostumbra” y ya no hace efecto, que no podemos maquillar ojos y labios de forma intensa a la vez, que los cosméticos tienen fecha de caducidad…

Analicemos en este artículo algunos de los tópicos más conocidos a cerca de la cosmética y el maquillaje y si son ciertos o no.

“Es mejor aplicar mucha cantidad de crema para obtener mejores resultados”.

Es completamente falso, y es que la piel sólo absorberá la cantidad que necesite y lo demás acabará perdiéndose por evaporación. Por tanto, desperdiciamos producto con el consecuente gasto de dinero. Lo normal para la cara es aplicar el tamaño de una avellana o si el cosmético en cuestión lleva dispensador, tendremos suficiente con una o dos presiones.

“Las pieles morenas no necesitan protección solar”.

Totalmente falso. Absolutamente todas las pieles necesitan protección solar para evitar quemaduras, manchas y arrugas prematuras. Según nuestro genotipo elegiremos la protección más adecuada, aunque no se recomienda que sea menor de SPF 30.

“Si no nos maquillamos no hace falta limpiar la piel”.

Es falso, porque la piel del rostro acumula suciedad a lo largo de todo el día y se pueden taponar los poros y aparecer granitos si no se limpia adecuadamente al menos una vez al día.

“Las pieles grasas no necesitan crema hidratante”.

También es falso. Las pieles grasas necesitan hidratación adecuada a su tipo de piel, sobre todo aquella que está sometida a tratamientos agresivos anti acné porque normalmente este tipo de cosméticos agreden a la reserva de agua cutánea.

“Los labios finos no deben usar labiales de tonos intensos”.

Es cierto que los tonos oscuros no favorecen los labios finos porque crean un efecto visual de que el labio es aún más delgado, por lo que se debería recurrir a labiales brillantes, en tonos claros y a gloses.

“Hay que exfoliarse todos los días porque la piel queda muy suave”.

La exfoliación es un complemento ideal en nuestro cuidado cosmético porque regenera la piel, pero en su justa medida para no irritar. Por ello, es mejor exfoliar una o dos veces por semana en pieles grasas y mixtas y una vez cada quince días en pieles secas o sensibles.

“Antes del maquillaje hay que aplicar una crema de tratamiento”.

Completamente cierto. Antes de maquillarnos lo ideal es que limpiemos e hidratemos nuestra piel para que el maquillaje se fije mejor y no aparezcan las antiestéticas líneas de expresión marcadas.

“Las cremas con protección solar no pueden aplicarse de noche”.

Es cierto. La protección solar que nos ofrecen algunas cremas crea una capa protectora en la piel que no necesitamos por la noche, pues preferimos que la piel respire y se regenere.

“La exfoliación elimina el bronceado”.

Cuando exfoliamos la piel eliminamos la capa de células muertas más externa y es por eso que en un principio hace efecto de blanquear la piel. Pero, cuando pasan unos días el bronceado vuelve más intenso y más unificado.

“Las pieles grasas no pueden usar aceites para el rostro”.

Es falso porque existen aceites esenciales especializados en pieles grasas, que evitan la aparición de brillos y granitos.

“Usar la misma crema durante un tiempo hace que la piel se acostumbre”.

Es cierto cuando la crema contiene componentes químicos. La piel se acostumbra y su efecto se hace imperceptible. Lo ideal es cambiar de crema cada seis meses o un año.

“Para encontrar una base de maquillaje adecuada hay que probarla en la zona del cuello o el interior de la muñeca”.

Si probamos una base de maquillaje en alguna de estas zonas lo más probable es que acabemos comprando un tono que no se adapta a nuestra piel. Lo mejor será probarla sobre la piel del rostro, limpia y sin maquillaje.

“No podemos maquillar de forma intensa ojos y labios”.

Ésta es una regla básica sobre todo para aquellas mujeres que no sepan demasiado sobre cómo maquillarse, y es que debemos elegir qué zona queremos destacar. Pero si en una ocasión especial queremos enfatizar ojos y labios al mismo tiempo, no es un problema siempre y cuando sepamos cómo hacerlo.

“El tabaco y el alcohol aceleran el envejecimiento de la piel”.

Totalmente cierto pues estos productos favorecen la aparición de radicales libres, que son los responsables de alteraciones de la piel, como arrugas prematuras.

Cristina.

Hace 4 años por en Belleza , Consejos. Puedes seguir todos los comentarios a este artículo a través del RSS feed. Puedes dejar un comentario o hacer un trackback desde tu propia web.

Haz un comentario

Obligatorio