stickyimage

Bienvenida a Masguapa.es, el nuevo blog dedicado a la mujer.

Seguir leyendo Cerrar

Sobre amores no correspondidos

A veces asusta ver cómo alguien puede romper tu corazón en mil pedazos, y sin embargo podemos usar cada uno de ellos para seguir amándola más que a tu vida.

Con esta frase que no te deja escapar sin pensarla dos veces, o al menos recordarte alguna situación, quisiera abrir este post en el que os voy a hablar sobre los amores no correspondidos.

Yo nada sé del amor, y mucho menos de la vida, pero a riesgo de caer en la equivocación, os hablaré desde mis humildes experiencias y conocimientos en la triste situación que nos ocupa.

Y es que cuando tenemos un amor no correspondido, si es amor de verdad, corremos el riesgo de caer en un comportamiento obsesivo y tremendamente autodestructivo, a causa de un sentimiento muy profundo que es amar y ser rechazado a la vez. Incluso podemos llegar a sufir enfermedades psicosomáticas.

Tu corazón no se cansa, pero tu cuerpo se agota. No puedes dormir, vas por la calle como un alma en pena aférrandote a un amor que crees que es sublime y superior a cualquier otro que exista sobre la Tierra. Te haces daño a tí mismo pensando en ella durante horas y no hay nada más importante en tu cabeza. Te sientes solo cuando estás sin ella. Aunque estés rodeado siempre de gente. Y cuando estás con ella, aún más solo por no poder abrazarla y decirle que la quieres. Te duele. Y cuanto más te duele más crees que la amas, y más dolor te provocas. No dejas de mirar su foto, insluso sin tenerla delante porque ya conoces hasta el último milímetro de su linda cara. Sueñas con ella despierto, en situaciones irreales que sabes que no van a ocurrir, y de nuevo te provocas dolor. Piensas que no eres suficientemente valioso para ella. No eres ni serás jamás lo suficientemente guapo, listo, rico o maravilloso para tener la suerte de que ella se fije en ti. Corazón ignorante, ¿por qué me haces esto?.

En una situación de amor no correspondido es inevitable padecer episodios depresivos, ansiedad, estrés, insomnio y fuertes cambios de humor. Un sentimiento de rechazo muy doloroso que baja tu autoestima y te hace creer que nunca te van a corresponder, pero ese es el más grande de los errores. A todas las personas nos llega nuestro momento, y hasta ese momento, es normal que nos rechacen. Olvida todos esos prejuicios fruto de la decepción.

No eres el único. Todos lo hemos padecido alguna vez, en mayor o menos medida, porque el amor es algo innato en los humanos, a la vez que incontrolable. Cuántas canciones podemos escuchar de autores que plasman su propia vida en esas letras que a veces te hacen recordar tu propia historia… Incluso el que ahora os escribe cien letras ha escrito para desahogarse con el mundo desde la sombra.

Es una experiencia dolorosa, que nos hace infinitamente desdichados y nos llena de angustia. Aunque hay quien prefiere sentir un amor no correspondido a no sentir nada. Y es que, amigos míos, ¿no se convierten en los momentos más felices de vuestra vida aquellos en los que, aún sin poder actuar como quieres, compartes con esa persona amada?

Muchos en esa situación habréis pensado: ¿Qué he hecho mal? Absolutamente nada, así que no te infravalores. No te martirices pensando en todo lo que hiciste bien e hiciste mal. Pasará. Y no es el tiempo el que lo cura. Es lo que tú hagas en ese tiempo. Por eso tienes que aprender de nuevo a quererte a tí mismo, y marcarte nuevas metas y objetivos, la autosuperación es muy beneficiosa. Si quieres mejorar, lo principal es que pongas de tu parte.

Los amores no correspondidos son en un alto porcentaje de los casos amores imposibles. No confundáis estos términos, pues hay amores imposibles que sí son correspondidos, pero resultan imposibles por las dificultades que nuestra situación personal o las de esa otra persona nos plantean, como dos hermanos que se enamoran de una misma mujer, o la mujer que se enamora del mejor amigo de su marido, o alguien con hijos que por no hacer sufrir a quien ama no quiere ir en su busca. O simplemente eres consciente de que lo mejor para ella no eres tú, por cualquier otro motivo, pues no todos podemos tener una vida fácil.

Lo de amores imposibles siempre deberíamos encerrarlos entre comillas, pues en ocasiones no son más que una falta de valentía, o simple respeto merecido por las personas que te rodean, especialmente la familia. Pero los amores imposibles los dejaremos para otro post.

No podemos obligar a nadie a amarnos, a compartir los mismos sentimientos, ni compartir su vida con una persona a quien no ama. En ningún caso se le debe culpar, porque simplemente en ella no ha nacido ese amor hacia ti. A lo mejor incluso tienes suerte y puedes disfrutarla como amiga, y aunque no te quieras conformar con eso, seguramente sea lo máximo que vas a recibir. Amar es bonito, cuando el amor es completo, pero como amante no eres nada si no tienes algo que amar. Esto a muchas personas les suele crear importantes cambios en sus formas de pensar y ver el amor o las relaciones de pareja.

Por supuesto tampoco debes culparte tú, ni mucho menos odiarte a tí mismo. No debes cambiar tu personalidad sólo para agradarla, que cuando se ama a alguien se le debe amar tal y como es, en caso contrario estaríamos intentando vivir en una mentira constante. No es una forma de solucionarlo. Todos somos únicos e irrepetibles, y tienes que ser fiel a ti mismo. Si alguien no te ha querido habrá otro alguien para quien seas indispensable en su vida.

A veces, cuando estamos ya seguros de que nuestras esperanzas de tener a esa persona están vacías, tenemos que elegir entre dos opciones, alejarnos todo lo posible de ella para dejar de sufrir aunque creas morir en el intento, al menos durante un tiempo, o si somos capaces de hacerlo, tener con ella una relación de amistad, aceptando que no va a ir más allá.

Con todo esto, llego a mi propia conclusión de que no existe una solución ni antídoto para este mal de amores, salvo el de aprender por uno mismo llegar a un mejor estado de ánimo y felicidad, para lo que os doy los siguientes consejos:

  • Acéptalo. Acepta la situación y adáptate a la misma. El rechazo es una situación normal y una experiencia más en tu vida con la que tienes que cargar. Es una persona que ha pasado por tu vida para enseñarte algo de lo que debes aprender.
  • Nunca, jamás, pierdas la esperanza de que ella algún día te quiera. Pero no te hagas daño esperándolo.
  • No te encierres en tí mismo. Sal. Entra. Conoce gente. Tu vida no se acaba en esa persona. Algún día vendrá el amor para ti, siempre hay alguien en algún sitio que también te está buscando.
  • No pienses sólo en ti, piensa también en ella. Si la amas no debes ser egoísta. ¿Por qué iba a ser ella más feliz contigo? Piénsalo y saca tus propias conclusiones.
  • Enamórate de nuevo. El amor es posiblemente lo más bonito que pueda haber en el mundo, así que aprovéchalo en el presente. Arriésgate y no lo esperes sentado.
  • Vive por aquellas personas que viven por ti. Al resto les da igual que sufras.
  • Ocupa tu tiempo, evita pensar en ella o en su recuerdo, no vayas por las calles o lugares en los que habéis estado juntos.
  • ¡Ponte inmediatamente las pilas!, haz realidad todo lo que quieres en tu vida y enfoca todos tus pensamientos y energía en ello.
  • Llora. Desahógate y deshazte de eso. Pero no llores por ella. Llora por lo que tú sientes por ella. Por el dolor que tienes dentro.
  • Quiérete a tí mismo. Encuentra algo que te haga sentir admiración por ti, algo que te guste y hagas bien. Esto te ayudará a comprenderte y aceptarte tal y como eres, los demás percibirán ese punto de armonía que sacas de tu interior y les hará fijarse en ti.
  • Por último, y el más importante. Si de verdad la quieres, ve a por ella con todas tus fuerzas. Tu felicidad es más importante que tu trabajo, que tus amigos y que tu trabajo, no dejes que nada se interponga en tu camino para conseguirla, y por supuesto demuéstrale ese amor, porque no será facil ganar el suyo, demuéstrale que lo mereces aunque te lo niegue mil veces.

Vía Más Ciencia

Hace 5 años por en Sexo y pareja. Puedes seguir todos los comentarios a este artículo a través del RSS feed. Puedes dejar un comentario o hacer un trackback desde tu propia web.

Haz un comentario

Obligatorio