stickyimage

Bienvenida a Masguapa.es, el nuevo blog dedicado a la mujer.

Seguir leyendo Cerrar

Mujeres desesperadas

Como la popular serie americana de televisión, Desesperate Housewives, hay muchas mujeres en nuestros días que se encuentran en este estado, desesperadas, y quizás lo más preocupante es que no sólo las que están casadas… (que sería quizás incluso comprensible).

Pero para aproximarnos a este concepto, tenemos que centrarnos en qué significa estar desesperado, no es difícil, significa acudir a remedios extremos para lograr lo que no parece posible de otro modo.

Y he aquí el quid de la cuestión, para muchas mujeres cuando llegan (y pasan) los 30.

El perfil es el siguiente:

  • Joven profesional en el sector servicios, normalmente financiero, legal, consultoría empresarial…
  • Ha tenido experiencias laborales/académicas en el exterior, habla una segunda lengua e incluso una tercera.
  • Tiene éxito laboral.
  • Tiene un espíritu independiente, aventurero, enérgico y de liderazgo.
  • Lleva unos hábitos saludables, tanto en la dieta como haciendo ejercicio.
  • Normalmente tiene gusto por la moda, ya sea siguiendo tendencias o bien con su propio estilo.

Estas chicas lo tienen todo… o eso es lo que parece a simple vista por la descripción que acabamos de hacer, pero sin embargo les falta eso que tanto desean, una pareja.

Y es que aunque parezca mentira,  y sobre todo en las grandes ciudades, este perfil de mujer se siente sola y con dificultades para encontrar una pareja estable.

¿Cuales parecen ser los problemas? Entre otros, estarían los siguientes:

  • Por un lado, es la falta de tiempo para socializar.
  • Por otro, la presión que ejerce el reloj biológico (sí, de verdad que hay un momento en que comienza a hacer presión).

En la vida moderna, se nos exige ser perfectas de arriba abajo y de fuera a dentro o al revés, se nos enseña que el éxito es la independencia y que la mujer trabajadora es más mujer. Y no digo que no, muchas mujeres lucharon para que ahora vivamos como vivimos y yo me alegro de ello. Si bien, es innegable que todo no se puede tener, o todo a la perfección, y la prueba está en lo que os comentaba más arriba.

Repasando los problemas anteriores:

  1. Trabajas diez horas, llegas a casa muerta, y tienes aún que ir al gimnasio, preparar la cena, preparar la ropa para al día siguiente… Tu entorno está compuesto por compañeros de trabajo y con suerte antiguos amigos de la universidad o el entorno de unos u otros. Si ahí no está “tu hombre” estás lista… a ver dónde lo encuentras.
  2. A pesar de las nuevas tecnologías y la posibilidad de ser madre soltera sin que te miren como a un extraterrestre, todavía existen mujeres que desean ser mamá a una edad razonable y compartir al mismo tiempo esa responsabilidad con un “marido”. En esos casos la necesidad aprieta y Dios quiera que no tengáis que sufrir cuánto.

El consejo es tanto en el primer caso como en el segundo, ser pacientes. Conozco a muchas chicas en esta situación, y las prisas a las que ellas mismas se someten no las hace más que cometer un error tras otro y crear expectativas en relaciones que finalmente no llegan a buen puerto. Los chicos huelen el miedo, y la presión, y pueden llegar a sentir una responsabilidad en los principios de una relación que no les corresponde por lo que huirán a la primera de cambio. Puede sonar a tópico pero el amor llegará cuando tenga que llegar y de la forma más inesperada. ¡Mantened los ojos bien abiertos!

TANIA PÉREZ

Hace 4 años por en Psicología. Puedes seguir todos los comentarios a este artículo a través del RSS feed. Puedes dejar un comentario o hacer un trackback desde tu propia web.

Haz un comentario

Obligatorio