stickyimage

Bienvenida a Masguapa.es, el nuevo blog dedicado a la mujer.

Seguir leyendo Cerrar

Estoy a punto de perder mi trabajo ¿qué hago?

¡Hola chicas! En el artículo de hoy os quería dar las claves para que la pérdida de un empleo sea lo menos dramática posible. Creo que es una situación por la que nadie tendría que pasar, ya que lo ideal sería que cuando nos fuéramos de una empresa sería porque hemos encontrado un puesto mejor en otra. Lamentablemente, la crisis en nuestro país no nos lo permite, y seguramente cuando terminemos nuestro contrato en una empresa sea para estar un tiempo en la lista del paro.

Ahora bien, tenemos que tratar que esta adversidad nos afecte lo menos posible y sacar lo mejor de ella. El mayor problema que se nos presenta es la pérdida de nuestro nivel adquisitivo, ya sabéis, que aunque tengamos derecho a paro y a otras prestaciones, la situación económica tiende a empeorar. Esto es muy duro, pero lo único que nos queda es aprender a vivir con menos que antes. Para esto, os aconsejo que hagáis una lista con todos vuestros gastos mensuales, y ya veréis que muchos de ellos son innecesarios. Es decir, que esta situación de ajuste económico nos va a enseñar a valorar lo verdaderamente importante y a nos derrochar el dinero como hicimos en otras ocasiones.

mar-mujer

Desde un punto de vista personal, el estar sin empleo provoca dos sentimientos muy generalizados entre todas las personas. Uno es el sentirse inútil, pensar que no aportamos nada a la sociedad. Yo quiero desmitificar esta desazón, ya que viéndolo desde otro punto de vista, el tener todo el día para nosotros nos puede ayudar a estar más tiempo con nuestra familia, retomar aficiones que habíamos perdido, incluso a ayudar a personas desfavorecidas como nosotros, es decir, el tiempo no se pierde si uno no quiere. El segundo sentimiento más común en las personas que hemos perdido nuestro empleo es la ansiedad por encontrar uno nuevo lo antes posible. Ante esto, lo primero no es perder la calma, pues en la mayoría de los casos van a pasar unos meses hasta que encontremos uno nuevo. Lo que le pasa a muchas personas es que pierden la ilusión y dejan que buscar. Yo os aconsejo que aunque tardéis mucho tiempo en ver resultados. No dejéis nunca de buscar y de interesaros por diferentes ofertas que puedan salir. Si la situación se ha vuelto insostenible, ¿habéis pensado en salir fuera? En otros países hay más opciones que aquí, y siempre podremos ahorrar y seguir trabajando, que es de lo que se trata al fin y al cabo.

En resumen, estas son las claves principales para que esta situación se convierta en una oportunidad para mejorar lo anterior:

Haz una lista de tus gastos y deshazte de todos los que no necesites realmente.

-Ahora tendrás tiempo de mejorar tus idiomas, y no hace falta gastarse dinero en ello. Siempre hay extranjeros dispuestos a hacer intercambios.

– Trata de mejorar tus competencias profesionales. Hay muchos cursos de formación esperándote!

– Ahora es el momento de aprender a hacer aquello que soñaste pero nunca tuviste tiempo: cocinar, coser, jardinería, ofimática…

– Aprovecha para leer cuanto puedas. La lectura ayuda a mantener vivas nuestras ideas y a encauzarlas de una manera más óptima.

No pierdas la sonrisa. Es algo que os digo habitualmente en mis artículos. Pero el ser capaz de sonreír nos ayudará a sentirnos mejor por dentro y con los demás.

Espero que el artículo os haya ayudado y por lo menos, animado para sacarle provecho a todo cuanto nos pase.

Hace 4 años por en Psicología , Sin categoría. Puedes seguir todos los comentarios a este artículo a través del RSS feed. Puedes dejar un comentario o hacer un trackback desde tu propia web.

Haz un comentario

Obligatorio