stickyimage

Bienvenida a Masguapa.es, el nuevo blog dedicado a la mujer.

Seguir leyendo Cerrar

El Poder de la seducción

De la mano de la bailarina y empresaria israelí Chen Lizra, me gustaría hablaros en esta ocasión del poder de la seducción. Recientemente, tuve la oportunidad de ver una de sus charlas para TED (Technology, Entertainment, Design) una organización sin ánimo de lucro con sede en Estados Unidos y cuyo objetivo es el de “potenciar el poder de las ideas para cambiar el mundo”.

Chen comienza su charla con un seductor baile (rumba cubana) pretendiendo demostrar el poder del baile, la música y el body lenguage. A pesar de que nos pueda parecer muy superficial, cuando comienza a desarrollar su argumento podemos ver la importancia del poder de la seducción.

Es cierto que tradicionalmente se ha entendido la seducción como una estrategia sucia de conseguir lo que uno quiere, así como ha sido siempre asociada con connotaciones sexuales.

Pero la seducción es todo lo relacionado con encanto, atractivo, carisma, es un poder, y como todo poder puede ser usado con integridad y honestidad o con fines maliciosos. Seducción es algo más, es conexión, vulnerabilidad, orgullo y confianza en uno mismo.

Pero, ¿cómo podemos interpretar la seducción, cuáles son sus ingredientes?

  1. Deseo – Saber lo que quieres y tener la voluntad de intentar conseguirlo. Es importante para usar la seducción como arma de mujer (sea cual sea el propósito) saber lo que se desea y sobre todo lo que la otra parte desea, para poder hacérselo ver y rascar hasta encontrarlo. Así, si ofreces lo que están buscando, no podrán decirte que no a lo que tú buscas a cambio.
  2. Fuerte autoconfianza – Nuestra autoconfianza es básica para poder usar la seducción como arma. Chan nos habla de la vida en Cuba, y cómo la falta de publicidad (por ser un país comunista) hace que la imagen personal no se vea perturbada por los patrones de moda que se nos imponen, si no que se construye desde la base del amor que se obtiene de la familia y del resto de la sociedad. La autoconfianza se refleja en cómo te presentas en todos los aspectos de la vida y eso a su vez ayuda descubrir cómo tener éxito.
  3. Lenguaje corporal – El lenguaje corporal y el tono de voz, lo que se dice y cómo se dice es muy importante porque se comunica activamente lo que se quiere.
  4. Despertar los sentidos – En concreto despertar el punto uno, el deseo, para eso hay que actuar con decisión, nunca esperar un no por respuesta, y si se consigue un no, hay que seguir intentarlo. Nunca hay que pensar que un NO significa no, sino un QUIZÁS que se convertirá en un SÍ.

Todo el mundo tiene el poder de seducir, lo complicado es saber cómo usar este arma y cuándo, es una habilidad, no importa desde qué punto de vista lo miremos. Usando los ingredientes de los que acabamos de hablar podremos construir la conexión que nos permita conseguir lo que queremos.

Es importante recordar que la seducción es un arte y como un arte no puede ser enseñado, sino que tiene su origen en el corazón, y tiene que ser practicada y personalizada en cada caso.

El uso de la seducción involucra autoconfianza en una vía bidireccional, y la autoconfianza nos lleva al éxito.

En mi opinión, y para ir más lejos, pienso que primero nos tenemos que seducir a nosotras mismas, mimarnos, queremos y así podremos seducir a los demás.

¿Y tú, a quién vas  a seducir?

Hace 4 años por en Psicología. Puedes seguir todos los comentarios a este artículo a través del RSS feed. Puedes dejar un comentario o hacer un trackback desde tu propia web.

Haz un comentario

Obligatorio