stickyimage

Bienvenida a Masguapa.es, el nuevo blog dedicado a la mujer.

Seguir leyendo Cerrar

El cuidado por la estética no tiene edad

Desde muy jóvenes, tanto mujeres como hombres desean verse bien y tener un cuerpo atractivo, pero con el paso de los años van ocurriendo cambios en la apariencia. Éstos pueden ser propios de la edad y también debidos a la influencia del estilo de vida: alimentación, sedentarismo y otros hábitos como el consumo de bebidas alcohólicas; y con sus notables efectos en la grasa corporal, la celulitis y la aparición de flacidez en algunas zonas del cuerpo.

El cuerpo no ha dejado de ser la primera preocupación femenina. La celulitis y la grasa localizada se caracterizan por su aparición temprana. Es por ello que desde los 13 o 14 años se comienzan a realizar consultas. Los profesionales en esta primera fase debemos recomendar una alimentación sana y mucha actividad física aeróbica. En tratamientos corporales de última generación para adiposidades localizadas, la demanda se da desde los 18 años; es decir, antes del tiempo recomendado por los especialistas. En la actualidad, debido a los altos estándares de belleza y a la feroz competencia por verse mejor, no sólo son los mayores de 30 años los que acuden a las últimas técnicas estéticas, sino también jóvenes de 18 años y menos buscan la ayuda de la medicina estética para verse bien frente al espejo.

Es importante tener en cuenta que no todos los tratamientos están diseñados para todas las edades. Hay técnicas que si se aplican tempranamente sin conocimiento médico, pueden llegar a traer consecuencias adversas a largo plazo. Cada etapa de la vida viene acompañada de distintos problemas estéticos y éstos se pueden atacar de manera diferente desde el punto de vista terapéutico:

1. Entre los 18 y 30 años de edad

Los problemas estéticos más comunes son la celulitis, la grasa localizada en la parte baja de la espalda y el abdomen, y el exceso de vello corporal.

  • La celulitis debe ser evaluada por un médico estético, para considerar si se debe a retención de líquidos o a grasa ubicada en la parte posterior de los muslos. Ésta última puede ser tratada con técnicas como la carboxiterapia o la hidrocavitación, con una previa evaluación del especialista. Y en el caso de retención de líquidos, se recomiendan los drenajes linfáticos manuales para completar el tratamiento de forma exitosa.
  • La grasa localizada puede ser tratada mediante técnicas de reducción de medidas no invasivas como la ultracavitación, o poco invasivas como la carboxiterapia o hidrocavitación. Y en caso de sobrepeso u obesidad, debe acompañarse del seguimiento de un plan de alimentación individualizada para alcanzar el peso deseable.
  • Para tratar el exceso de vello corporal y las manchas oscuras en las zonas de afeitado se cuenta con la depilación de luz pulsada intensa de nueva generación, que permite la eliminación del vello de forma definitiva y a su vez el aclarado de las zonas manchadas, al combinarse con tratamientos despigmentantes domiciliarios.

2. Entre los 30 y los 50 años

Persiste la celulitis y la grasa localizada, pero las adiposidades pueden ser globales abarcando todas las zonas del abdomen. También comienza o se acentúa la aparición de flacidez en el abdomen, piernas y brazos.

  • Para la celulitis y la grasa localizada, se recomienda complementar la carboxiterapia y la hidrocavitación con tratamientos para estimular la síntesis de colágeno como la radiofrecuencia bipolar y tripolar.
  • Para reducir la flacidez existente o prevenirla, se aconseja acompañar los tratamientos antes mencionados con la radiofrecuencia. A su vez, es necesario combinarlos con planes individuales de alimentación guiados por un médico nutrólogo.

3. Mayores de 50 años

El primer motivo de consulta es la flacidez corporal, muchas veces coexistente con adiposidades localizadas o difusas.

Con este grupo de personas debe tenerse especial atención dada la alta incidencia de alteraciones de triglicéridos o colesterol en la sangre o de enfermedades como hipertensión arterial no controlada, diabetes mellitus, la presencia de prótesis o material de osteosíntesis en huesos y articulaciones, así como los medicamentos que el paciente consume.

Conociendo estos detalles, el especialista podrá orientar los planes de tratamiento y lograr los efectos deseados sin riesgos de producir daños a la salud.

DRA. ROSSANA DE JONGH DELGADO
Vía Dra. Rossana
Hace 5 años por en Blog. Puedes seguir todos los comentarios a este artículo a través del RSS feed. Puedes dejar un comentario o hacer un trackback desde tu propia web.

Haz un comentario

Obligatorio